10 ene. 2009

La sociedad de turismo echará a andar en febrero tras el respaldo de PSOE y Adeiza

laopiniondezamora.es >> 09 enero 2009

Teresa Santos

El Ayuntamiento, que tiene la mayor parte del accionariado, quiere que los empresarios incrementen su participación.

La Sociedad de Turismo, Comunicación y Promoción de Zamora iniciará su andadura a finales de febrero próximo, una vez reciba su constitución el visto bueno del Pleno del Ayuntamiento. El grupo del PP en el equipo de Gobierno ha contado con el respaldo del PSOE y Adeiza para sacar adelante la iniciativa. El acuerdo se ha producido esta semana, con el voto en contra de IU, lo que para el concejal de Turismo Luis Javier Alonso supone un «paso importante» en el proceso administrativo de constitución de la sociedad. Alonso resalta la importancia del pacto alcanzado entre PP, PSOE y Adeiza, sobre todo teniendo en cuenta, como recuerda el propio edil, la generalizada dificultad de acuerdo con los grupos de la oposición.

En la primera sociedad mixta de sus características en la capital, que tiene como fin gestionar los recursos turísticos y los eventos que se desarrollen con la marca de la ciudad de Zamora, participa Azehos con un 10% del accionariado. El Ayuntamiento, que por el momento asumiría el 90% restante, invita a los empresarios a participar en un mayor porcentaje del accionariado de la sociedad anónima. Concretamente, el Ayuntamiento ha buscado ya la implicación de la Cámara de Comercio e Industria de Zamora, a través de un escrito dirigido a su presidente, Manuel Vidal.

La sociedad que, una vez empiece a andar, se encargará de la gestión de recursos turísticos de la ciudad como las aceñas de Olivares o el Centro de Interpretación de las Ciudades Medievales, estaría a pleno funcionamiento en marzo. En su primera reunión, una asamblea general de socios, tendría que aprobarse el presupuesto.

El modelo es fruto del apoyo de la Federación Española de Municipios y Provincias, a través del plan de creación de sociedades gestoras. La subvención de la FEMP se eleva a 130.000 euros, a los que se suma otra cantidad idéntica por parte del Ayuntamiento de Zamora, así como otros 29.000 euros por parte de la Asociación Zamorana de Empresarios de Hostelería, Azehos. Una vez se ponga en marcha habrá que «ir buscando cuanta más financiación posible mejor», tanto de entidades privadas como de instituciones públicas.

Alonso destaca la importancia del acuerdo alcanzado en cuanto que afecta a una sociedad en la que participan los empresarios, porque «no es una cuestión del equipo del Gobierno, del color que sea, sino de un interés para la ciudad». Tras una primera aprobación por parte del Pleno, habrá un período de exposición pública durante treinta días, para luego ser de nuevo sometido el asunto al Pleno de la Corporación Municipal.

El concejal de Turismo incide en que «en la nueva etapa que se abre al turismo de interior, destinos emergentes como Zamora han de tener una capacidad de gestión moderna, abierta a la participación de las empresas, que son las que más tienen que apostar». El nuevo ente ofrecerá una «garantía» de trabajo conjunto entre empresarios y Ayuntamiento en beneficio del turismo como «motor económico de la ciudad».

La constitución de la sociedad de turismo en febrero supondría un pequeño retraso con respecto a los plazos inicialmente anunciados, ya que se esperaba para finales de año pasado. El plan de viabilidad fue elaborado por una empresa y la propia Concejalía de Turismo del Ayuntamiento, cuyo responsable, acompañado por los representantes del resto de los grupos, visitó Gijón fechas atrás para conocer el funcionamiento de la Sociedad de Turismo de la ciudad asturiana.

A mediados de diciembre pasado se conoció la oferta de la empresa Idea Gestión, de Santander, la única presentada, para hacerse cargo del gabinete de análisis jurídico con un presupuesto de 35.000 euros. El concejal defendió entonces la conveniencia de contratar ese servicio por ser obligatorio para cumplir con la subvención de la FEMP para crear la sociedad de gestión, además de justificar ese contrato en la necesidad de «conocer las tendencias, los resultados de nuestros nuevos productos, y poder modificar los errores de gestión». La coalición IU tachó en ese momento de «despilfarro» el gasto de 35.000 euros en una empresa privada para hacer «el mismo trabajo» realizado hace dos años por el Observatorio de Turismo, y criticó las «formas» por haber concurrido sólo una empresa en un procedimiento negociado y sin publicidad.

No hay comentarios: