26 dic. 2008

Zamora opta a los fondos Interreg con un proyecto del Duero como producto turístico internacional

laopiniondezamora.es >> 2 febrero 2008

El propósito es que el río sea «la calle mayor de la ciudad», dotarlo de espectáculo, hacerlo navegable e integrarlo en la urbe a través de Balborraz El Ayuntamiento se presenta con Miranda do Douro y la Asociación de Municipios Ribereños.


Con la premisa de que el turismo para Zamora no es sólo un complemento de su economía, sino «un sector estratégico y, por tanto, esencial», el Ayuntamiento de Zamora concurre a los fondos europeos del programa Interreg 4-A con el propósito de obtener rentabilidad del río. Para ello, el proyecto que presenta en colaboración con la Cámara Municipal de Miranda do Douro y la Asociación de Municipios Ribereños del Duero tiene como objetivo convertir el río en producto turístico internacional, según explicó ayer el concejal de Turismo, Luis Javier Alonso.

Conscientes de que el Duero está todavía en muchos aspectos «desconectado» de la ciudad, los responsables municipales quieren aprovechar esta nueva convocatoria de fondos para dar un salto cualitativo y convertir el río en «la calle mayor de la ciudad», en palabras de Alonso.

El concejal subrayó que se trata de conseguir que el Duero sea «un icono de referencia» de las ciudades fluviales y aprovechar las infraestructuras ya ejecutadas para desarrollar una segunda etapa del turismo de interior.

Una de las líneas de actuación, bajo el concepto del carácter internacional del Duero y tomando como referencia «lo bien que han aprovechado las riberas y el río en Portugal», es crear un espacio medioambiental, de ocio, cultura y espectáculo entre las dos aceñas, de Olivares a Cabañales. El primer objetivo a cumplir para ello es hacer que el río sea navegable en este tramo y organizar recorridos fluviales, complementados con espectáculos, exposiciones y propuestas educativo-culturales.

Esta iniciativa requiere infraestructuras nuevas, como un dique y, posiblemente, algunas pequeñas esclusas, apuntó el concejal. Pero también incluye rentabilizar las que ya están hechas, aunque aún no se ha puesto en funcionamiento. Se trata, en concreto, de las propias aceñas, llamadas a ser centros de interpretación que completarían la oferta cultural.

Un segundo eje de actuación es la conexión del Duero con la ciudad y, en este caso, se propone como «icono» de enlace físico y simbólico la calle Balborraz.

Puesto que la calle ya ha sido sometida a una importante labor de recuperación, incluso tiene un premio europeo, como recordó Luis Javier Alonso, sólo se plantea trabajar en pequeñas infraestructuras para potenciar su interés turístico, como podría ser la iluminación o la habilitación de lugares de exposiciones.

Red de ciudades fluviales

Un tercer eje tiene como fin la creación de una red de ciudades fluviales europeas, lo que en principio supone una estrategia para obtener fondos, ya que la comisión que evalúa los proyectos «va valora el trabajo en red y que tenga continuidad en el tiempo», puntualizó Alonso.

Esta línea de actuación, explicó, implica que todas las ciudades europeas que tengan río estén integradas y se establezca una cooperación. También «nos exigirá un discurso común y formar equipos de trabajo», indicó el concejal, quien subrayó que Zamora necesita promocionarse y comercializarse en Europa , «y el río tiene en esto una importancia capital».

Las líneas del proyecto para optar a los fondos del nuevo programa Interreg fueron objeto de debate en la reciente reunión mantenida en Badajoz, a la que asistieron representantes de los municipios ribereños del Duero. El encuentro sirvió para analizar las directrices europeas y poner sobre la mesa los aspectos comunes que pueden tener mayor valoración por parte de la comisión europea, indicó el concejal de Cultura.

La candidatura de Zamora, con el Duero como elemento fundamental de cooperación, «cuadra con la idea de los programas europeos», afirmó Carlos Jesús Rivas, secretario de la Asociación Ibérica de Municipios Ribereños, quien asistió también a la presentación del proyecto, al igual que el presidente de la Cámara Municipal de Miranda. Rivas precisó que la incitativa responde a la estrategia de cooperación transfronteriza que se prima en la comisión desde que empezaron los programas europeos, tanto en el planteamiento de cooperación con Portugal en torno al Duero, como en el de la red de ciudades ribereñas. Asimismo, incidió en que el proyecto tiene carácter de continuidad. Tal como indicó el concejal, la comisión descarta ahora proyectos puntuales, como puede se e una Europeade o un exposición universal, para potenciar actuaciones a medio y largo plazo.

Presupuesto orientativo

La convocatoria para este programa se abrió el pasado jueves y se podrán presentar proyectos hasta abril. Aunque en esta fase de presentación no se determina la cuantía, si se establece que los proyectos deben estar entre los 500.000 euros y los 2,5 millones, y entre las indicaciones que se establecen está la de que ninguno de los socios aporte menos de 100.000 euros, detalló Rivas.

No hay comentarios: