25 dic. 2008

Tapices de la Catedral de Zamora, solicitados para muestras en Gante, Lovaina y Medina

laopiniondezamora.es >> 21 septiembre 2008

"Tarquino Prisco", "La tienda de Aquiles" y "El rapto de Helena" son calificadas por los expertos como grandes obras del arte mundial


El paño de "Tarquino Prisco", joya de la tapicería, que será expuesto en Lovaina

JESÚS HERNÁNDEZ. Otra forma de calibrar la importancia artística e histórica de los tapices de la Catedral de Zamora es la atención a las solicitudes de cesión temporal de los paños para su exhibición en distintas muestras nacionales e internacionales. El Cabildo de la Seo zamorana dispone de tres peticiones para este y el próximo año: para Medina del Campo (Valladolid, en octubre y noviembre de 2008), Gante (antigua abadía de san Pedro, en noviembre de 2008-marzo de 2009) y Lovaina (Museo Municipal, a finales de 2009). Las telas requeridas son "La tienda de Aquiles", "El rapto de Helena" -pertenecen a la serie de La Guerra de Troya- y "Tarquino Prisco". La Fundación-Museo de las Ferias, de Medina, organiza la exposición "Caballeros y Caballerías. 500 años de Amadís de Gaula", con motivo del V centenario de la refundición y primera edición impresa conocida de la obra, efectuada por el regidor medinense Garci Rodríguez de Montalvo. La muestra conmemorativa, con Antonio Sánchez del Barrio como comisario, exhibirá piezas histórico-artísticas, bibliográficas y documentales de los siglos XV, XVI y XVII, distribuidas en cuatro bloques temáticos: "La fe y la devoción", "El oficio y el honor", "El caballero enamorado" y "Amadís y los libros de Caballerías". Los organizadores explican, así, los fundamentos de la muestra: «El "Amadís de Gaula" es considerado por los historiadores de la literatura como el más importante libro de caballerías publicado en España y una de las obras capitales de nuestras Letras. Centenares de estudios confirman su influencia en obras posteriores, culminando en el Quijote». Una treintena de instituciones prestan piezas a la muestra, entre las que se hallan el Museo Nacional de Escultura y el Museo Real Casa de la Moneda. El tapiz "La tienda de Aquiles", que mide 6,90 metros de largo por 4,67 metros de alto, procede de los talleres de Tournai y fue confeccionado -en lana y seda- en el último tercio del XV (hacia 1470). Es, con los restantes de la serie, uno de los más importantes paños góticos. Dispone de 16 tonos. Ha sido expuesto en distintos lugares de España y del exterior (París y Nueva York). "El rapto de Helena", de la misma serie que el anterior -por tanto, de la misma época y de igual lugar-, se expondrá a la vista de los belgas en "Tapices flamencos del Renacimiento en la Corte de los Habsburgo: de los duques de Borgoña a Felipe II", con Fernando Checa, catedrático de Historia del Arte en la Universidad Complutense, como responsable. Cuenta con mayores dimensiones: su altura es de 4,80 metros y su anchura se cifra en 9,60. También de lana y seda, pero con un tono más. Se halla dividido en tres partes: "La expedición contra Grecia", "El rapto de Helena" y "El regreso a Troya". Desde mediados del pasado siglo, los capitulares han recibido solicitudes para su exposición en grandes muestras internaciones (Bruselas, París, Nueva York, Tournai y Bilzen). Esta presentará, a tenor de lo que señalan los organizadores, los mejores tapices renacentistas de Europa. Las telas -medio centenar- pertenecen a una decena de países, y se presentan con «un doble punto de vista: su coleccionismo y su función». Es la gran obra de la tapicería mundial. "Tarquino Prisco", que mide 4,31 metros de alto por 8,54 de ancho, también fue confeccionado en Tournai, a finales del XV. Este paño flamenco, que relata la existencia del rey de Roma (Lucino, para los romanos "Tarquino Prisco"), constituye «una composición maravillosamente equilibrada», según Jean-Paul Asselberghs. Se mostrará en "Roger van der Weyden, 1400-1464, maestro de pasiones". El paño «será expuesto junto a "La leyenda de Trajano", que es propiedad del Museo de Historia de Berna», relatan -bien previsores- los peticionarios en su informe. La tapicería es un arte. En otro tiempo, las telas fueron «imagen de la magnificencia», de la suntuosidad. Cortes, catedrales e iglesias se ornaron con excelentes paños. El arte textil es altamente valorado, en estos días, por los expertos y coleccionistas, que tienen en cuenta la gran labor de los liceros, sobre todo, y de los autores de los cartones pictóricos. La Catedral zamorana dispone de una colección integrada por veinte obras? y repartida en varias estancias. La Junta ha subvencionado la restauración de algunas. Los colores han ganado en luminosidad; los zamoranos, en la recuperación de su patrimonio.

No hay comentarios: